Protagonistas del Derbi: Miguel Soria y su hattrick en 1991

Miguel Ángel Soria es uno de los nombres con más historia propia en el Club Deportivo Azuaga. No en vano, es uno de los tres jugadores con más partidos y minutos disputados en Tercera División, por detrás de Germán y Neftalí, y también ha dirigido al equipo desde el banquillo.

En la temporada 1990/91, hasta hace poco la mejor en la historia del club, fue protagonista por lograr un impresionante hattrick en la victoria rojiblanca por 4-0 ante el equipo llerenense.

El encuentro tuvo lugar el 5 de mayo de 1991 y sirvió para poner broche final a la temporada futbolística en el Municipal de Azuaga. El equipo terminó en 8ª posición, a tan solo dos puntos de los puestos que daban derecho a jugar Copa del Rey.

El propio Miguel Soria recuerda «gratamente esa época. Había mucha rivalidad, pero a la vez buen ambiente y deportividad entre los jugadores».

Explica que «los partidos eran muy intensos e igualados. Sin embargo, ese partido lo ganamos claramente y disfrutamos mucho. La primera imagen que se me viene a la mente siempre que recuerdo ese partido es que tras marcar mi tercer gol, corrí hacia una de las esquinas donde estaban los jugadores juveniles de Azuaga (David, Pancracio, Rafa…) que, con mucha alegría, hicieron una piña alrededor de mi y me abrazaban tan efusivamente que no me dejaban volver al campo».

En cuanto al ambiente, concluye, «eran partidos en los que había más espectadores que en los demás y mucho ambiente en la grada».

Aquella plantilla estaba formada por nombres fácilmente reconocibles del fútbol local como Germán, Pedrito, Pareja, Adolfi, Agustín, Gordillo o el propio Soria, entre otros muchos.