CRÓNICA: El Azuaga se crece en la tormenta

CD Azuaga: Carlos Sánchez; Álvaro, Isaac, Nono, Ruby; Agus, Moisés (Neftalí, 71'), Pelu; Quique Roldán (Ilyès, 62'), Copito, Enrique (Bono, 65').

Arroyo CP: David Jiménez, Ángel, Polo, Ollero (Jairo, 27′), Tomás; Barrientos, Asier; Chipu (Durán, 46′), Aitor, Melli; Víctor Guerra (Aitor Molina, 68′).

Goles: 1-0 Nono (24').

Incidencias: 600 espectadores en el Municipal de Azuaga.

Una amenazante tormenta se cernía sobre el horizonte del Municipal azuagueño, y sus rayos se intuían más cercanos conforme pasaban los minutos. Perdonó los 90 minutos, permitiendo a la parroquia local disfrutar del primer triunfo de los suyos, y arreció justo tras el pitido final.

Con la climatología adversa, ambos equipos saltaron al césped tratando se sumar de a tres por primera vez en la temporada. Fue un gol de Nono el que decantó una balanza que, a tenor por lo visto a lo largo del encuentro, acabó haciéndolo con justicia.

El primer tiempo tuvo color rojiblanco, aunque no por ello el conjunto visitante se quedó sin oportunidades: Carlos Sánchez intervino con maestría en dos situaciones de peligro para evitar el tanto de los arlequinados. Por parte azuagueña, la más clara, además de la del gol, la tuvo Quique Roldán, con un lanzamiento de falta a la madera.

Mediado el primer tiempo, un contragolpe local acabó con el balón en el semicírculo del área rival, donde apareció Nono para culminar con un potente disparo a la escuadra una gran carrera desde atrás. El disparo, inapelable, levantó de sus asientos a los aficionados azuagueños.

El paso por vestuarios espoleó a un Arroyo que fue ganando metros conforme pasaban los minutos, y que acabó convirtiendo el encuentro en un vaivén de infructuosos intentos de gol por parte de ambos equipos. La zaga rojiblanca rechazó cualquier acercamiento visitante, y el meta del Arroyo desarticuló varias ocasiones azuagueñas, entre ellas una muy clara para Enrique.